top of page

Sindicato San Ignacio El Bosque se asocia a FESICOP


El sindicato de trabajadores del San Ignacio El Bosque cumple 40 años desde su fundación. Durante todo este tiempo, dicha organización ha defendido los intereses de docentes, asistentes de la educación, administrativos y auxiliares, convirtiéndose en un ejemplo de lucha que marca el camino para otras organizaciones sindicales. Hoy, el sindicato del SIEB da un gran paso, asociándose a la Federación Nacional de Sindicatos de Colegios Particulares (FESICOP). Conversamos con sus dirigentes para saber cómo ha sido todo este proceso.


¿Cómo supieron de nuestra federación?


Nuestro primer contacto con la FESICOP fue en una capacitación que organizaron, el 2021, relacionado con la negociación colectiva. Nosotros estábamos ad portas de un proceso de negociación, y necesitábamos fortalecer nuestras competencias para abordar de buena manera esta instancia tan crucial. Asistimos a dicha capacitación, y nos encontramos con los y las dirigentes de FESICOP, quienes nos acogieron, orientaron e invitaron a seguir siendo parte de este tipo de espacios de formación sindical. Así lo hicimos, y hemos estado presentes en varias actividades desde entonces. Además, FESICOP ha sido, desde entonces, un aliado fundamental en nuestros procesos colectivos, ya sea a través del apoyo material o simbólico hacia nuestros afiliados/as.


¿Qué los motivó a asociarse a la Federaciòn?


Desde que llegamos a la directiva, en 2019, nos propusimos fortalecer nuestra organización sindical. Establecimos lazos con otros sindicatos de colegios de la Red Educacional Ignaciana (REI), con quienes logramos trabajar en el reconocimiento de demandas conjuntas, y dirigirnos a nuestro empleador común como un solo cuerpo. Sin embargo, con un estallido y la pandemia de por medio, no reunimos las fuerzas suficientes para levantar una Federación REI, que era el sueño de muchos de nosotros. Ante esta imposibilidad, consideramos que quienes nos habían apoyado irrestrictamente y de manera muy concreta desde hacía ya varios años, había sido la FESICOP. Nuestra asamblea siempre estuvo al tanto de esto, por lo que cuando realizamos la consulta, la respuesta fue unánime: teníamos que ser parte de la FESICOP.


¿Qué mensaje entregarían a los colegios que aún no deciden federarse?


El mensaje, creo, debería ir en dos direcciones, pues el derecho a federarse establece una relación de mutualismo entre las organizaciones de base y las superiores. Es decir, por una parte, parte de la lucha que deben seguir dando los sindicatos va por la vía del fortalecimiento de su orgánica interna, ofreciendo mejores condiciones y garantía de representación de los derechos de sus trabajadores. Alcanzar dicha misión resulta sumamente compleja desde la pulverización de la que los sindicatos son víctimas. No podemos hacerlo solos. De allí la importancia de contar con organizaciones de orden superior que respalden lo que los sindicatos de base están haciendo. Por otro lado, cada organización sindical representa una pequeña pero relevante parte de la realidad laboral en la que se circunscribe. Específicamente, en tanto sindicato de colegio particular, creemos que podemos ser un aporte en la comprensión de las dificultades que hoy enfrenta el mundo de la educación privada, la precarización de un sector productivo aparentemente “privilegiado”, pero que a diario enfrenta situaciones de vulneración que se han normalizado por tantos años que resulta complejo erradicar. Y allí está lo medular: federarse es educar a los trabajadores/as en cultura sindical, en defensa de sus derechos. Y esa es una labor ineludible - sino primaria - de cualquier sindicato.


12 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page